13/10/09

Entrevista de Monica Sanz en la Harpers Bazaar

Gracias a carol_bcn por la traducción.

Estilistas, maquilladores, guardaespaldas, agentes, managers y al final de pasillo… ella. Carácter alemán, corazón español y un halo que deja ver a la chica que hay detrás de la maniquí, de las campañas, de las revistas y anuncios. Dicen que para que algo resulte irresistible debe parecer accesible, Monica Sanz no lo es pero cerca de ella crees tocar el cielo. Ella no parece saber por qué le llaman “La Diosa”, ¡será la única!

HB: Has abandonado la moda, con ella la mitad de tu vida, ¿no sientes que te falte algo?

MS: No! Sigo posando de alguna manera y ahora estoy cumpliendo mi sueño. Hay que dejar paso a las chicas jóvenes…

HB: ¿Jóvenes? Solo tienes 24 años…

MS: Empecé con 14 años, me parece que llevo posando una eternidad (Risas).

HB: ¿No te da miedo que alguna de esas jóvenes te arrebate tu título como “The Goddess”?

MS: Me trae sin cuidado, si toda mi vida girase en torno a eso, estaría en un verdadero problema. Yo no soy ninguna diosa, ninguna persona cercana a mí utilizaría esa palabra para definirme. El término implica un grado de perfección al que yo ni me acerco. Ni siquiera soy bella, tan solo mi cara es simétrica y mi cuerpo entra en la ropa que diseñan ahora. Es cuestión de tiempo que los cánones de belleza cambien y cuando se lleve la talla 42, seguiré siendo tan bella o tan fea como ahora. Por eso, una mujer de talla 50 es tan guapa como las demás, aunque ahora se lleve la 38. Todas tenemos nuestro momento y nuestro público, son modas y gustos.

HB: ¿Cómo te definiría entonces alguien que conozca tu día a día?

MS: Como una fuente inagotable de problemas! Traigo de cabeza a toda mi gente. No suelo responder al teléfono, llego 5 minutos tarde a todas partes, pierdo maletas, olvidó telefonear cuando viajo para decir que estoy bien, no sé cocinar… puedo estar preparando algo, que me surja cualquier plan, e irme de casa dejando la vitrocerámica encendida. Siempre me regalan algo en la pizzería de al lado de casa porque, soy la cliente con más bonus a fin de mes! Y cosas que no puedo contar…algún día mataré a alguien de un infarto.

HB: Bueno, ahora puedes comer cualquier tipo de comida ya que no tienes que mantener tu talla 34, ¿Qué comes y cómo ha evolucionado tu figura?

MS: Incluso cuando tenía mi desorden alimenticio comía lo que quería. Mantengo una talla 34-36, depende. Sin embargo sí noto que tengo más volumen y peso 54 kilos, 7 más que hace unos meses. Mis medidas también han variado. Antes medía 85-56-87 y ahora 89-60-92, se nota. Tengo más curvas, más pecho. Como te decía, como casi de todo y tengo un problema de adicción al chocolate que me ha ayudado bastante. Bueno eso, y la comida “sorpresa” que se prepara en casa! Mi familia me ha ayudado muchísimo a ganar el peso que me hacía falta para poder bailar.

HB: Volviendo a tu drástico cambio laboral, ¿qué lo ha provocado y qué cambios ha supuesto para tu día a día?

MS: Vaya…en realidad era lo que yo quería y lo había expresado públicamente con anterioridad. Iba a pasar de alguna forma pero, un día una chica esperó a las afueras de mi casa y cuando salí, me preguntó por ello. Para ser sincera, sus palabras fueron casi crueles. Ella dijo: “Soy tu fan porque creo que eres más que una simple modelo y dijiste que luchabas por lo que querías, ¿qué pasa con el disco?”. Hacía mucho frío y esperó solo para decirme eso. Entré en casa y se lo conté a mi familia y simplemente contestaron: “Hazlo ya”. Tardé días en decidir que era el momento.

HB: Y tu día a día, ¿cómo es ahora?, ¿en qué ha cambiado?

MS: Hago menos viajes pero más duraderos, te asientas más en los sitios. Y mi tiempo libre lo disfruto más. Una modelo se siente sola muchas veces, no sueles estar en tu ciudad. Ahora hago una relación especial con la gente del equipo que es la misma cada día, ya no viajo sola tanto, me siento más cuidada y más protegida desde los últimos dos años. Lo disfruto muchísimo más en general, es más creativo y mis fantasmas del pasado se han ido, mi lesión y la anorexia…Todo es mucho más personal y las ganas y la ilusión a veces no me dejan dormir. Todo el mundo me dice que me ve más feliz, incluso yo lo noto. Además, no voy a dejar de posar, que era la parte que más me gustaba de ser modelo. Incluso aunque no salgan publicaciones, seguiré dejando material para las fans, intentaré que la espera se haga lo más amena posible.

HB: Tu situación es extraordinaria, existe un club de fans, con fans de diferentes nacionalidades que esperan un trabajo del que, no conocen absolutamente nada! ¿Ventaja o inconveniente?, ¿supone un problema?

MS: ¡Un problema nunca! Un fan nunca es un problema, nunca. Son lo primero. Supone una preocupación de alguna forma, eso sí. Algunos días me dan bajones y me pregunto “¿podrán esperar?”, pero por todo lo demás, son el corazón de todo. Por otro lado, creo que sí conocen algo de lo que van a tener. Me conocen, de alguna forma. Intento que así sea al menos, les escribo... Estoy convencida de que saben cómo soy. (Risas).

HB: Por más que he indagado sobre ti, no consigo imaginar tu música. Tienes mucha cultura diferente. Naciste en España pero has sido criada en Alemania, viviste en Francia, pasas temporadas en Estados Unidos…

MS: Una de mis mejores amigas es brasileña, mi vocal coaching es cubana, bailo con una inglesa, mi hermano tiene novias en 20 ciudades distintas del mundo…(Risas) Pero al final todas las chicas sentimos lo mismo y una canción llega a todas igual. De un modo u otro, todas buscamos las mismas cosas, tenemos problemas parecidos…leo todas las cartas que llegan de fans y, aunque cada historia es diferente, al final todas sienten lo mismo que yo.

HB: Hablas de tus fans en femenino…

MS: Es porque te estoy hablando de sentimientos. No comprendo a los chicos. Y además, siempre me escriben chicas, la mayoría de los regalos son de chicas… ¡por suerte!

HB: ¿Qué es lo qué más te regalan?

MS: Pues creo que haber trabajado tanto con ropa íntima a la gente le hace pensar que colecciono lencería. ¡Pero lencería ardiente! Los regalos que llegan de chicos siempre son lencería ¡y van con foto y teléfono! Algunos incluso envían esposas, antifaces y objetos de sex shop. Lo curioso es que las chicas también me mandan ropa interior, aunque más sugerente y dulce. Así que no sé si corre el rumor de que colecciono lencería o de que no tengo. (Risas) Ah! Y todo el mundo sobreestima mi pecho! (Risas)

HB: Tu novio debe estar encantado con los regalos…

MS: ¿Qué novio?

HB: ¡Me sorprende!.

MS: No tengo novio.

HB: Entonces, ¿no le das uso a los regalos?

MS: A algunos, sí. Los guardo todos. Una chica me regaló por mi cumpleaños una pequeña pantera negra de peluche que siempre tiene un hueco en mis bolsos. Me encanta y va conmigo a todas partes. Tengo una samoyedo de 7 meses, Diva, que no puedo llevar conmigo siempre así que, cuando estoy sola y fuera de casa, me llevo la pantera. Me ha salvado de algún que otro ataque de nervios en los aviones.

HB: ¿Diva?, ¿se llama así?

MS: Entre mis desastres, le tiré un bote de purpurina concentrada encima el día que me la regalaron. No se le ha ido ni con 20 baños. Es blanca, coqueta y centelleante, no podía llamarse de otra forma. Otra fan me regaló un gatito hace poco, parece un tigre y se llama Gaultier. (¡No podía tener otro nombre el gato!)

HB: ¿Va a cambiar tu estilo como cantante? Tu siempre has tenido un estilo muy marcado pero, a menudo vemos artistas con looks que parecen disfraces como Marilyn Manson, Lady Gaga…tu misma eres fan de Michael Jackson, un personaje muy característico y eres experta en moda, como demuestra el nombre de tu gato…

MS: (Risas) No, seguiré vistiendo igual, maquillándome igual…si cambia algo será únicamente porque evoluciono como todo el mundo. Pero no me volveré loca, espero…de todas formas, un artista no puede disfrazarse, si no eres auténtico, se nota. No se puede engañar al público.

HB: Entonces, ¿puedo intuir rock? Eres muy rockera, la modelo luxury rocker por excelencia…

MS: Me gusta el rock, me encanta AC/DC, Foo Fighters, Metallica, la ropa rockera…lo que no significa que sirva para hacer rock.

HB: ¿Para cuándo un avance de tus temas musicales?

MS: Espero no tardar mucho más…eso sí, sigue sin haber disco físico.

HB: ¿Alguna referencia?

MS: En un principio va a tener distribución digital y no hemos seleccionado los temas que van a elegir para lanzar. No puedo definirte mi música y prefiero no hacerlo. Todo lo que he aprendido, lo que siento, lo que amo y lo que odio está ahí. Soy yo, nada más. Es música para todo el que quiera oírla. Le doy millones de vueltas a todo, se prueba todo pero siempre término con la opción que había elegido desde el primer momento, porque al final es la más “Monica”.

HB: ¿Algún título?

MS: No puedo decirte nada hasta que no decidamos los temas…posiblemente te mentiría sin quererlo.

HB: ¿Colaboraciones?

MS: No como tal. Han participado artistas que admiro en la composición, melodías, arreglos…pero en principio no hay duetos, si es a lo que te refieres.

HB: ¿Miedo al fracaso?

MS: Respeto. Pero fracaso sería no haberlo intentado. No pienso tampoco mucho en eso, tan solo en hacer bien mi trabajo. El éxito no tiene una lógica. Se trata de que la gente lo entienda. Voy a hacerlo como a mí me gusta y sin esconder nada de mí. Seré fiel a mí misma. Creo que lo más importante es ser auténtico. Prefiero que no le guste a nadie en el mundo, a que me aborrezcan mis propios temas. La honestidad con los fans en ese sentido es fundamental, les guste o no, daré lo más auténtico de mí. A eso me refería cuando te decía que los fans que de algún modo te conocen, imaginan como es tu estilo para todo. No puedes intentar engañar a un fan.

HB: Vives el rock desde fuera y dentro del mundo de la música, tu misma tienes groupies, de repente se me ocurre, ¿qué opinión tienes de los groupies?, ¿de quién serías tú groupie?

MS: De Angus! (Risas). Yo no sirvo para eso pero, si mi forma de ser fuera diferente, ¡me gustaría probarlo! Ser groupie y que te salga bien debe ser una experiencia excitante (risas). No hay ninguna estrella del rock con la que fantasee, admiro a mucha gente, pero no tengo fantasías de aparecer en la cama de nadie, por muy bien que toque la guitarra. Cuando tenía 17 años rechacé grabar un videoclip porque me negaba a besar al cantante (Risas).

HB: Tus groupies te llaman “The Big Jack”.

MS: No…

HB: Lo estaban haciendo en las afueras de la sesión de fotos…te convierte en un icono sexual…

MS: No se refieren al gran “qui-qui”. (Risas) Creo que es solo porque me gusta el “gran” Jackson y porque yo misma dije que “Big Jack” es una de mis canciones favoritas de AC/CD.

HB: En cualquier caso, ¿qué posibilidad hay de que un groupie aparezca en tu cama?

MS: (Risas) Las mismas que de que yo acabe en la cama de Angus! Ninguna. Nada de sexo de una noche, con nadie. Tendría que ser un flechazo muy directo…

HB: ¿Y cómo es el hombre de tus sueños?

MS: Ni siquiera he dicho que sea heterosexual (Risas).

HB: Alguna referencia, aunque sea algo desesperanzador como un modelo musculoso…

MS: No me gustan los hombres musculosos, ¿suficiente? (Risas)

HB: Y, ¿dónde está el secreto para que alguien te vea y piense “quiero acostarme con ella”?

MS: Conduce un Lamborghini. (Risas)

HB: ¿Lo elegiste por eso?

MS: ¡No! Me encanta el diseño, el motor, los extras…me gusta mucho conducir y es un coche muy potente.

HB: Es el coche de Batman…

MS: Es mi súper héroe favorito, pero el murciélago no se llama así por él. El nombre le viene de un Miura español, fue indultado.

HB: Entiendes de coches…

MS: ¡Para nada! Muy poco, no es lo mío.

HB: Lo tuyo es la música. Eras fan del desaparecido Michael Jackson…

MS: Incondicionalmente. Solo deseo que haya sido feliz y que esté donde merece. Me gustaría que la gente no le olvidara nunca y que le respetaran más, sobre todo por el maravilloso legado que ha dejado y, porque ahora es más indefenso que nunca. Es difícil explicar el dolor que produce que alguien que no es cercano a ti se vaya y sientes un vacío inmenso. Era una persona que daba esperanza al mundo, hay que aprender de él. No es fácil que alguien crea en una persona como la gente lo hacía en él. La mayor desilusión ha sido saber que nunca le veré actuar y que las mejores canciones ya se han escrito. El mejor artista de la historia. Pero siguiendo la conversación, no hubiera sido su groupie, me fascina de una forma tan increíble...

HB: ¿Qué porcentaje de culpa tiene él de tu pasión por la música y la danza?

MS: Bailo desde siempre pero, es posible que aumentara mi interés.

HB: ¿Bailas cuando sales de fiesta?

MS: ¡No salgo de fiesta! Ahora solo pienso en el disco, antes salía mucho más.

HB: ¿Son ciertas las leyendas de las fiestas de modelos, famosos…? Me refiero a si es todo drogas, sexo y rock and roll.

MS: Supongo que como en todas partes. Yo me he mantenido alejada de eso. No he probado nunca las drogas, me dan miedo, ni siquiera he fumado nunca y el sexo de una noche tampoco ha pasado. Sí que bebo alcohol de vez en cuando. En ese sentido soy muy sofisticada (risas). Para ser sincera, nunca me han ofrecido drogas, imagino que hubiera podido conseguirlas fácilmente pero no las he probado. No me llama nada la atención y he visto a tanta gente hacer el ridículo o arrepentirse de hacer tantas cosas... además de que pueden arruinar tu vida. En profesiones tan sacrificadas como estas, usar drogas hace que te compliques la vida el doble, a ti y a los que te rodean.

HB: Tienes fans muy jóvenes, esta bien que mandes ese mensaje…

MS: No es nada estudiado ni dirigido a nadie. Yo no le digo a mis fans lo que tienen que hacer. Los respeto. Yo personalmente no uso drogas y no me gustan. Además, no creo que por el hecho de que yo lo dijera alguien fuera a cambiar su punto de vista, las warriors tiene mucha personalidad. No te imaginas de lo que son capaces…

HB: Algo he visto ahí fuera, muy escandaloso, ¿no?

MS: Creo que estamos en el mundo para decir algo, así que siempre he tenido una máxima: si no quieres ser famosa, sé escandalosa. Me encantan, nunca es demasiado. Me gustaría que fueran así para siempre, que tengan protagonismo ellas. Que no sean el público únicamente sino que formen parte del espectáculo, sea lo que sea, galas, sesiones de fotos, desfiles... No me imagino dando un concierto aún pero, si pasa, quiero que la gente suelte todo allí, que no solo aplaudan, que dejen salir todos sus sentimientos. Yo misma soy como una montaña rusa. Cuando se involucran tanto todo tiene más sentido.

HB: Tienes muy en cuenta a la gente que te apoya. Defiendes mucho a ese ejército de warriors, lo estabas haciendo off the record…

MS: ¡Claro! Ellas me respaldan, yo doy la cara por ellas.

0 WarriorsComments:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...